martes, 15 de diciembre de 2009

lunes, 14 de diciembre de 2009

Sabina, again.

"Lo que me molesta del personaje es esa caricatura, a la que yo colaboré por bocazas. El putero de Sabina, el borracho, el drogadicto. El que siempre está en los bares. La gente creo que ya no me ve así, y si lo hacen, pues qué les vas a hacer."
La felicidad no le inspiraba. La placidez doméstica mermaba su creatividad. Alarmado, le pidió árnica a su amigo el escritor Benjamín Prado para escribir las canciones de su nuevo disco. El resultado, 'Vinagre y rosas', es un fenómeno de ventas. Además, Sabina vuelve a la carretera a los 60.

Curiosamente, todo empezó uno de esos días que, más que a los principios, suelen estar asociados a los finales. El cantautor y poeta Joaquín Sabina cumplía 60 años y, fiel a su estilo, la celebración sorpresa se convirtió en un brindis de trago largo y alta graduación por la amistad y por el poder para la epifanía de las canciones. Desde la altura o el vértigo de un puñado de copas, Sabina se acercó a su amigo el escritor Benjamín Prado, que atravesaba entonces uno de esos largos túneles a los que sólo empujan los abandonos sentimentales, y le vino a decir sobre el fondo de mariachis de un tema de José Alfredo Jiménez: "Benja, no me sale nada. La felicidad doméstica está matando mi creatividad. Préstame algo de tu cabreo emocional". El resultado de aquella súplica se ha convertido en un éxito de ventas en estos tiempos excepcionales. Doble disco de platino en sólo un par de semanas, Vinagre y rosas es el último álbum de Sabina, que llega tras el apoteósico paréntesis de su colaboración con Joan Manuel Serrat, y el primero en cuatro años con material nuevo. Aunque no necesariamente propio. El trovador solitario, el tipo que solía rumiar sus problemas en una servilleta de papel al fondo de la barra de un bar ha entregado a los fans un trabajo escrito a cuatro manos y, para colmo, construido sobre problemas ajenos. "Con los desamores de otros, uno sólo tiene que escarbar en su memoria para hacerlos propios", dice. "Yo creo que las canciones de amor no existen, sino que sólo existen las canciones de desamor. Es cuando te deja la chica que haces una letra para cagarse en su puta madre y que la persiga toda su vida. Y eso el auditorio lo entiende perfectamente, porque a todo el mundo le ha dejado la chica alguna vez".
Sabina habla sentado en el suelo de su casa de dos pisos por cuyos amplios ventanales entra la vida del barrio de Tirso de Molina. Recibe la visita con una cerveza en la mano a esa hora de la mañana en la que un vaquero ya se habría pasado al whisky. Aquí transcurre esa felicidad doméstica que propició el disco por la vía inversa. Con su encantadora novia peruana Jimena, Jime, y los siete gatos, que suman, muy apropiadamente para la naturaleza de su dueño, 49 vidas. Rodeado de miles de libros y una acumulación de la clase de cosas que, a uno se lo parece, habrían enorgullecido al poeta coleccionista Pablo Neruda. "Estoy plenamente convencido de que la felicidad no estimula la creatividad", explica la voz cascada más célebre y ganada a pulso de la historia del rock español. "Así que uno coge a su amigo y se va a Praga a escribir. Ahora me embarco en una gira de 80 conciertos, y ahí la estabilidad es sencillamente imposible. Empieza más bien la lucha para evitar irse después de los conciertos a cerrar los bares", añade. "Fuera de casa, como en ningún sitio", y estalla en una de sus oscuras carcajadas que suenan como una gruta.
En efecto, "el núcleo duro" del disco, como lo llama Benjamín Prado, se escribió durante 10 días en una ciudad "melancólica, triste, europea, aunque con buen whisky" (la definición es de Sabina). Son 10 canciones "sobre la amistad", cuyo proceso de creación, hasta sus intimidades, tienen un interesante complemento en el libro Romper una canción (Aguilar), de Prado.
En él, el autor madrileño relata cómo se gestó Vinagre y rosas, desde la privilegiada condición de husmeador en el método creativo de uno de los mejores escritores de canciones en español. "Peleábamos por cada verso y cuando algo salía bien, nos levantábamos, bailábamos y nos abrazábamos. Inevitablemente, en el hotel pensaban que éramos mariquitas", recuerda el cantautor.
Cuesta ver en este Sabina al impenitente practicante de los excesos y de los tópicos de la mala buena vida de otros tiempos. Aquel Sabina que dejó a éste al borde de la muerte cuando frisaba los 50. Este Sabina se deja fortunas en comprar primeras ediciones de libros raros, escribe sonetos sin parar y se codea con el mundo literario en largas sobremesas "de conversaciones cínicas y divertidas" en Rota (Cádiz), con Prado, Felipe Benítez Reyes, José Manuel Caballero Bonald, Almudena Grandes, Luis García Montero o el difunto Ángel González. "A éstos los frecuento desde hace 10 años", aclara Sabina. "Cuando pasó lo que pasó, vinieron a buscarme, me dijeron que no podía hundirme, me llevaron del brazo a hacer recitales poéticos. Y luego me conseguí una casa en la bahía de Cádiz, que es como una dacha de escritores soviéticos. Quería que este disco fuera un poco un reflejo de eso, de esa vida literaria de Cádiz. Le diré una cosa: los escritores son más borrachos que los músicos. Menos drogadictos, pero más borrachos", ríe.
-Se ve que aún cree, y así lo escribe, que si hay que pisar cristales, que sean de Bohemia.
-Es un resumen de mi modo de ver la vida... Aunque creo que es una frase del Benja [carcajada]. Los 60 no están mal, en mi caso son mejores que mis 50. Estiré mis años de loca juventud hasta los 50 o 51. Entonces vi que mi amor por la vida me iba a llevar a la muerte en vez de a una vida más larga. Con 60 años ni se escribe ni se debe escribir como con 20. Detesto la nostalgia, pero creo que los mejores materiales nacen de la memoria. Y con 60 se tiene pasado, presente y futuro. Cuando tienes 70 sólo cuentas con un pretérito estupendo [risas]. A los 50 recibes la visita de tu pasado. Mi visita fue brutal. De un día para otro. Pasé de la euforia de sentirte vivo, por haber sobrevivido, a la depresión de tener que vivir con lo que me había pasado.
-¿Cómo contempla ese pasado?
-La infancia la veo en blanco y negro. No me interesa. No soy de esos que añoran el paraíso que habita en la infancia. Yo quería ser adulto y dejar de recibir órdenes. El mejor momento de mi vida fue cuando me dieron la llave de la pensión en Granada y supe que podía volver a casa cuando se me antojase. A partir de los 20 años ya era todo más un poco en tecnicolor.
-¿Y en Madrid se le encendió el cinemascope?
-Algo así. Según pones un pie en Atocha, ya eres madrileño y a la vez puedes seguir siendo andaluz. En Granada era sólo un estudiante de provincias, y en Londres, un inmigrante, un exiliado. Todo el mundo lo sabe, todo el mundo lo cuenta, pero es muy verdad. Madrid es muy madre, y abriga mucho. Ahora está insoportable.
-Entonces, pongamos que ahora habla de Madrid.
-Es muy incómoda, mucho menos amable, mucho menos viva. Pero, ojo, yo sé que no me entero de lo que sucede. Soy un fervoroso partidario de la inmigración. Por los colores que nos traen, los polvos que nos traen, los divorcios que nos traen, los hijos que nos traen. Pero, vamos, no estoy en la calle de madrugada, ni cierro los bares. Sólo veo Madrid desde el balcón, desde lo que leo en los periódicos...
-¿Le cabrea lo que se desayuna en la prensa?
-Me alarma el enorme descrédito de la política, que sólo puede conducir a los salvapatrias, al fascismo. A los tipos como Berlusconi. Y eso acojona...
-El libro sobre Vinagre y rosas está dedicado a las cosas que no se pueden contar. Callarse algo, eso sí que es otra novedad en usted...
-Lo más que puedo decir es que cuando estaba terminado, pedí que quitaran algunas cosas. Lo explicaré con una frase: "Por daños a terceras". Ningún libro merece la pena que gente que quiere uno se vea humillada. Y eso sí es muy nuevo, porque yo hasta hace nada pensaba que una canción no podía tener autocensura. Que nadie se podía ofender por un tema, que se defendía sola. Uno no debe hacer daño a la persona que quiere. Aunque eso le cueste un par de versos.
-¿Hay muchas cosas más importantes que una canción?
-Muchas, no. Porque si yo no escribiera canciones, sería mucho más feliz. Sobre todo las personas son más importantes. Hay personas a las que no se les puede clavar el puñal público.
-En el disco hay un tema sobre el poeta Ángel González, que murió hace ya dos años. ¿Cómo vive con las pérdidas?
-Jodidamente. En este tiempo se nos han ido Paco Ayala, Fontanarrosa, Mercedes Sosa, justo cuando acababa de hacer una canción con ella. Ha habido dos oleadas de cadáveres; la de los años ochenta, por la maldita heroína. Y la otra es la de ahora. Por causas naturales y por la edad, que es lo más alarmante. El otro día me dijo [el periodista Antonio] Gasset: "Sabina, ¿te has dado cuenta que se está muriendo gente de nuestra edad de muerte natural?". Y eso también acojona.
-¿Se acostumbra uno a la muerte?
-Está ahí acechando todos los días y es un acojone, eso es innegable. En el caso de Ángel, su canción es divertida porque él cantaba, bailaba, bebía y se divertía mucho. Decía: "Ayer salimos tambaleándonos como unos caballeros". Yo nunca le he visto borracho, excepto cuando se levantaba para irse, que se desarmaba un poquito. Tenía unos costaleros que éramos nosotros. Nunca fue un viejo. El aspecto le servía para fumar en los aeropuertos. ¿Quién le iba a decir nada a un señor como él?
-Y en su caso... ¿No se preocupa demasiado la gente de la salud de Sabina, de lo que toma y lo que deja de tomar, de si se está pasando con el alcohol o de si cae en la tentación de la cocaína?
-Lo que no debe hacer uno es seguir muchos años con el malditismo. La gente se preocupa mucho. Más de lo que debieran. Como soy muy bocazas y siempre he dicho lo que me pasaba, lo que me ponía..., la gente cree que estoy mucho peor. Yo creo que se compran las entradas y los discos por compasión [risas]. A ver si la palmo en el escenario. A veces me dicen por la calle: "¡Cuídate, Sabina!". Y digo: "Usted también, señora, que está usted muy gorda". Pero la verdad es que mis amigos, los que me conocen bien, excepto algún exceso con el alcohol, saben que me cuido más que hace 10 o 20 años.
No cuesta adivinar que en ese tiempo la persona haya acabado harto de su personaje. "Yo no vivo con mi personaje ni le saludo por la calle. Llevo una vida razonablemente normal. Lo que me molesta del personaje es esa caricatura, a la que yo colaboré por bocazas. El putero de Sabina, el borracho, el drogadicto. El que siempre está en los bares. La gente creo que ya no me ve así, y si lo hacen, pues qué les vas a hacer. Lo que más me preocupa ahora es no verme engullido por el oficio", dice. Y luego añade a su lista de desvelos: "Otro empeño que tengo es no empeñarme en parecer más joven de lo que soy."
Oficio es una palabra que extrañamente obsesiona a Sabina. Vinagre y rosas es un disco "contra el oficio", dice hacia el final de la charla, poco antes de que regrese la felicidad doméstica ("comer algo a la hora de la siesta, hacerme el dormío, escribir un rato"). Quizá por eso ha necesitado apoyarse en otros para olvidarse de sí mismo -además de Prado, el grupo de rock Pereza aporta su sonido "fresco, juvenil" en el primer sencillo, y hay una canción coescrita con García Montero.
O acaso todo esto se deba a que no es fácil estar a la altura de Joaquín Sabina cuando uno se llama Joaquín Sabina. P
Adiós a las masas
Una gira de 80 conciertos ante grandes audiencias es el canto del cisne del Joaquín Sabina de las proezas de estadio. La Bombonera en Buenos Aires, Las Ventas, palacios de los deportes, polideportivos, serán cosa del pasado después de este disco. "Sé que no le hace ninguna gracia a mi 'manager'. Pero no hay que preocuparse, tengo para vivir", bromea el cantante. Para este último vals, Sabina propone un espectáculo entre "Leonard Cohen, Tom Waits y Pereza". "Haremos un par de 'rock and rolls' si el cuerpo aguanta. Pero que nadie espere que dé saltos", advierte. En algunos de esos conciertos le acompañarán previsiblemente los viejos amigos de escenario (Joan Manuel Serrat) y los nuevos (Pereza). Menos probable parece que se sume el futbolista del Real Madrid Guti, que participa en los coros de uno de los temas de 'Vinagre y rosas', pese a que Sabina no puede ser más del Atleti. "Lo hizo con Serrat", recuerda entre risas . "Deberías haberlos visto juntos. A ese cacho de catalán y a ese pedazo de madridista 'fashion".
Desenchufado
"No tengo ni teléfono móvil ni sé nada de Internet, aunque no soy tan imbécil como para no darme cuenta de que es un arma importantísima, desde el punto de vista de la democratización del conocimiento", explica Joaquín Sabina. "Lo que no me gusta", añade, "es el anonimato. La cantidad de imbéciles, de babosos, de locos y de desesperados que utilizan eso para hacer daño, y encima sin firmar". El músico ha logrado con 'Vinagre y rosas' una hazaña de ventas poco común en España en los tiempos que corren. "De lo de la Sgae y la piratería, nunca opino. Comprendo a los que se descargan las cosas gratis. Y comprendo que se están perdiendo puestos de trabajo. No sólo se dedican a la música los que están bajo los focos. También están los músicos y los pipas y sus familias. Y en ese sector lo están pasando muy mal. No es que tenga el corazón dividido, es que no sé qué se puede hacer. Y en cuanto a los que se meten con los artistas porque dicen que apoyamos al de la ceja, les diría lo de Maradona: que sigan mamando".

sábado, 5 de diciembre de 2009

ay carmela, de sabina



Ay Carmela, me duelen tus ojos
sembrando rastrojos
canela en la nieve.
Como dos carabelas,
tan pintas, tan niñas, tan leves.

Minifalda
con bici a la espalda
y nariz indiscreta,
poco más que decir.
Urge sobrevivir
te mereces un novio poeta

No me pidas que muera por tí
lo que queda de mí
se subasta a la mejor postora
como un parco motín
en el barco ruín de la aurora.

No me obligues a hacerte la ola
sigue sola tu camino
al fin y al cabo ni sé ni sabo
cuánto nos cobra el destino.

En los bares del foro
rompías el guión
de una peli con final feliz.
No había rubia en el coro
más loro ni más Norma Jean.

Y después de la feria y el cole,
la histeria y el miedo;
si te da por contar
hombros donde llorar
va a sobrarte una mano y seis dedos.

No me canso de hablarte
aunque pronto mi voz
suene a grano de arroz repetido
y desampararte es jugar
a los fuegos de azar del olvido.

Nada amanece, todo envejece,
plancha tu velo de tul.
Tal vez mañana a tu ventana
llamé otro príncipe azul.

Y no sé de qué modo
dejar de adorarte sin duelo
entre nunca y quién sabe.
Cuando quemes tus naves
no me pierdas las llaves del cielo.


viernes, 4 de diciembre de 2009

París rebelde






(A Coubert) no se le perdonaban sus posiciones contra el arte oficial. "El Estado es incompetente en materia artística -escribió en 1870 al ministro de Bellas Artes, anunciándole que rechazaba la Legión de Honor-: Mis opiniones de ciudadano se oponen a que acepte una distinción que depende esencialmente del orden monárquico. El honor no reside en los títulos ni en las condecoraciones, sino en los actos y en sus móviles. La intervención del Estado es funesta para el arte, pues lo encierra en las convenciones oficiales y lo condena a la más mediocre esterelidad. El día en que nos deje libres habrá cumplido con su principal obligación".

Aquel año, como el anterior, el artista envía dos cuadros al Salón: Manzanas rojas en una mesa de jardín y Mujer de espaldas. Al pasar frente a estas obras, Meissonnier aconseja: "Señores, no vale la pena ver eso; no por una cuestión artística, sino por dignidad. Hay que excluir a Coubert de las exposiciones; para nosotros está muerto".

París rebelde.
De Ramonet y Chao.

martes, 1 de diciembre de 2009

miércoles, 25 de noviembre de 2009

la pasionaria



¡Pueblo de España en pie!
¡Mujeres! ¡Defended la vida de vuestros hijos!
¡Defended la libertad de vuestros hombres!
Todos los sacrificios imaginables,

antes de consentir que triunfen las fuerzas
que representan un pasado de opresión, un pasado de tiranía.
Todos contra la reacción.
Todos contra el fascismo.
Un solo frente
Una sola unión,
hombro con hombro, unidos todos, hasta acabar con el enemigo.
¡Abajo los generales facciosos!
¡Abajo los elementos contrarevolucionarios!
¡Vivan las bravas milicias populares!

¡Vivan las fuerzas leales que luchan al lado de los trabajadores!
¡Viva la República!
¡Viva la democracia!
¡Abajo el fascismo!
¡Abajo la reacción!



(a partir del 1'26)

Hombres que seguramente no nacieron de mujer,

hombres que posiblemente no tuvieron madre,
decían -queriéndoos insultar a vosotros y queriéndome insultar a mí-
que los trabajadores que en todos los frentes dan la vida y la sangre por la causa de la libertad,

eran hijos de Pasionaria.
Pensaban hacerme una ofensa y no pudieron hacerme mayor honor que considerarme vuestra madre,
que considerarme la madre de todos los heroicos combatientes que en nuestros frentes de lucha,
no vacilan en sacrificar su vida por la causa de la libertad,
por la paz,
por la justicia,

por la cultura,
por el progreso,
y por la República.





___________________
¿se nota que me estoy leyendo la biografía de santiago carrillo?

viernes, 20 de noviembre de 2009

juan diego florez




déjame que te diga la gloria
del ensueño que evoca la memoria

del viejo puente, del río y la alameda
déjame que te cuente, limeña
ahora que aún perfuma el recuerdo
ahora que aún mece en su sueño
el viejo puente del río y la alameda
Jazmines en el pelo y rosas en la cara
airosa caminaba la flor de la canela
derramaba lisura y a su paso dejaba
aroma de mixtura que en el pecho llevaba
Del puente a la alameda
mundo pie la lleva
por la vereda que se estremece
al ritmo de sus caderas
recogía la risa de la brisa del río
y al viento la lanzaba
del puente a la alameda
Déjame que te cuente, limeña ¡ay!
deja que te diga morena mi pensamiento
a ver si así despiertas del sueño
del sueño que entretiene, morena,
tus sentimientos
Aspiras de la lisura
que da la flor de canela
adornada con jazmines
matizando tu hermosura
Alfombras de nuevo el puente
y engalanas la alameda
el río acompasara tu paso por la vereda
Jazmines en el pelo...
Del puente a la alameda...


jueves, 19 de noviembre de 2009

teodulfo lagunero


La entrevista fue sensacional, un placer escuchar a este tipo de gente que parecen formar parte de la historia viva. (Y encima también conocido de Menéndez, el de Uría&Menéndez...)
No he encontrado la entrevista completa, precisamente la parte final fue la más interesante:





Teodulfo Lagunero, con las cartas boca arriba

Empresario y mecenas 'rojo', reúne sus vivencias durante la guerra civil y el franquismo en el primer volumen de sus memorias

martes, 17 de noviembre de 2009

camps



Me gustaría que los partidos no se apropiaran de las cosas que no les pertenencen. Y no lo digo ya porque roben, lo digo porque no me gusta que el señor Camps se venda en Valencia como el adalid del valencianismo, como si hubiera inventado él mismo el valenciano y todas nuestras tradiciones, como si el no tener sus mismas concepciones te catalogue como una especie de agente catalanista, o como si los valencianos sólo podamos encomendarnos a él para que defienda nuestros intereses, y todos los demás seamos unos vendidos que no queremos a nuestra tierra. Me molestó mucho ver a gente con banderas de Valencia cuando él salía del Tribunal, como si la bandera formara parte del espíritu campista. ¡Cuánta tontería y cuánta ignorancia! Basta ya. No se apropien de lo que no es suyo. Esto no es un ataque contra una comunidad. Muchos valencianos no compartimos sus políticas de cacique, ni que se crean que el ganar unas elecciones les legitima para hacer todo lo que les parezca bien. Somos muchos, por lo visto no la mayoría, los que no compartimos su gestión urbanística, de cultura (sin comentarios), o turística basada en grandes eventos para grandes fortunas, que sólo tocan a la gente de aquí muy por encima, sin potenciar verdaderamente los recursos que pueda tener esta tierra y que la hace extraordinaria.

No creo que sea de cobardes el no enfrentarse a él. Al contrario, al buscar la confrontación Camps pretendía abusar de su posición de superioridad rodeado de su gente y de los medios de comunicación con los que trata habitualmente. Él es un político, y como personaje público, debe tolerar con más amplitud que cualquier ciudadano le espete en cualquier momento lo que opina de él. Máxime, cuando aparece por les Corts cuando mejor le parece, dejando plantada a la oposición discutiendo sola. O, peor, si comparece, tal y como ha sucedido, contradice sus propias declaraciones. Un presidente, no ya que haya robado, pero sí que haya mentido descaradamente, no debería marcharse? Pero éste es el respeto por las instituciones del que hace gala. Y no es que quiera que se vaya con la esperanza de que ganen las oposiciones los otros, porque tampoco creo que lo fueran a hacer, pero creo que aferrándose al poder, ponen por encima de todo a sus ambiciones, y con ello están dando un espectáculo bochornoso para los cargos que ostentan.

Tiene algo de razón el sujeto del video cuando dice que no representa a nadie, bueno a alguien sí, pero desde luego yo tampoco me siento representado por este señor.

lunes, 9 de noviembre de 2009

domingo, 1 de noviembre de 2009

viernes, 30 de octubre de 2009

Arria


"Non dolet, Paete!"

lunes, 26 de octubre de 2009

la boda de Jose Carlos y Vanesa

Les conocí por las noticias de laSexta.
Su video se ha convertido en un fenómeno en internet, y como la verdad, me parece bonito y la chica canta genial, he querido colaborar, y que también nos sirva para reflexionar sobre la influencia que pueden llegar a tener las nuevas tecnologías en nuestras vidas, las oportunidades que ofrece, y la revolución que suponen.




jueves, 15 de octubre de 2009

leonor de toledo

Hija de Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga y de Juana Osorio y Pimentel, nacida en Alba de Tormes, Salamanca, y fallecida en Pisa como consecuencia de una enfermedad pulmonar.

Contrajo matrimonio con Cosme I de Médici, duque de Florencia, y desde 1539 gran duque de Toscana.

El emperador Carlos V necesitaba una alianza con los Médici para reafirmar su dominio en Italia. La mejor candidata para sellar esa alianza fue Leonor. Era una riquísima heredera, que además aportaba lazos familiares de gran relevancia. Los Médici no eran una familia real, y buscaban con sus matrimonios enlazar su destino al de las dinastías europeas.

No en vano, el padre de Leonor era virrey de Nápoles, uno de los hombres más poderosos y determinantes de la política de la península.
Su abuelo paterno, Fadrique Álvarez de Toledo, duque de Alba, nada menos, marqués de Coria, conde de Salvatierra y Piedrahita, y señor de Valdecorneja, entre otros, casado con Isabel Cossines de Zúñiga, condesa de Huesca y Sarmiento.

Por parte de madre, hija de Juana Osorio y Pimentel marquesa de Villafranca del Bierzo, y nieta por su parte del conde de Lemos y del duque de Benavente.

Entre sus hermanos y primos de repartían gran cantidad de títulos.

Tuvo nueve hijos con Cosme, que fueron grandes duques de Toscana, duques de Bracciano, duques de Ferrara, y su hijo Juan y Fernando alcanzaron el cardenalato.

Ella fue una gran mecenas, acostumbrada a la vida lujosa de la corte napolitana. Amparó entre otros, a Bronzino, aumentando de forma considerable la colección de arte de los Médici. También fue la responsable de muchas de las reformas llevadas a cabo en los palacios de la ciudad de Florencia, como el Pitti, que adquirió ella.

En el retrato, obra de Broncino, aparece junto a su hijo Juan, Giovanni, que sería cardenal a los 17 años, y moriría junto a ella, a pocos días de diferencia, de la misma enfermedad, probablemente tuberculosis.

miércoles, 14 de octubre de 2009

jaen







Andaluces de Jaén,

aceituneros altivos,

decidme en el alma: ¿quién,

quién levantó los olivos?

Andaluces de Jaén

Andaluces de Jaén


No los levantó la nada,

ni el dinero, ni el señor,

sino la tierra callada,

el trabajo y el sudor.

Unidos al agua pura

y a los planetas unidos,

los tres dieron la hermosura

de los troncos retorcidos.


Andaluces de Jaén,

Andaluces de Jaén,

aceituneros altivos

decidme en el alma: ¿ de quién

de quién son esos olivos?

Andaluces de Jaén,

Andaluces de Jaén.


¡Cuántos siglos de aceituna,

los pies y las manos presos,

sol a sol y luna a luna,

pesan sobre vuestros huesos!


¡Jaén!, ¡levántate brava,

sobre tus piedras lunares!,

no vayas a ser esclava

con todos tus olivares.


Andaluces de Jaén

Andaluces de Jaén

aceituneros altivos

decidme en el alma

¿de quién, de quién son

esos olivos?

Andaluces de Jaén

Andaluces de Jaén

martes, 13 de octubre de 2009

el enfermo imaginario de Moliere



Ha pasado esta semana por el teatro Olympia de Valencia. Es una adaptación moderna de la obra de Moliere, que deja abierta la nueva cuestión de la privatización de la sanidad.
Es una obra entretenida, con pinceladas muy presentes de risa fácil del barroco francés.
Quique SanFrancisco copa la atención del público, pero todo el reparto es bastante bueno.



-Iros, iros a pasear al jardín... pero por lo oscuro ¿eh?
-¡Pero papá! ¡Tengo 15 años! ¡Las chicas de mi edad se esconden de sus padres para estar con los chicos!
-Pero yo es que soy un padre muy moderno... soy una joya de padre....



jueves, 8 de octubre de 2009

richelieu



«En cuestiones de Estado, quien tiene la fuerza con frecuencia tiene la razón, y aquel que es débil difícilmente puede evitar estar equivocado a juicio de la mayor parte de la gente.»





miércoles, 7 de octubre de 2009

mercedes sosa

canciones ya para el recuerdo










Si no creyera en la locura
de la garganta del sinsonte
si no creyera que en el monte
se esconde el trino y la pavura.
Si no creyera en la balanza
en la razón del equilibrio
si no creyera en el delirio
si no creyera en la esperanza.
Si no creyera en lo que agencio
si no creyera en mi camino
si no creyera en mi sonido
si no creyera en mi silencio.

que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un amasijo hecho de cuerdas y tendones
un revoltijo de carne con madera
un instrumento sin mejores resplandores
que lucecitas montadas para escena
que cosa fuera -corazon- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un testaferro del traidor de los aplausos
un servidor de pasado en copa nueva
un eternizador de dioses del ocaso
jubilo hervido con trapo y lentejuela
que cosa fuera -corazon- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
que cosa fuera -corazon- que cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera.
Si no creyera en lo mas duro
si no creyera en el deseo
si no creyera en lo que creo
si no ceyera en algo puro.
Si no creyera en cada herida
si no creyera en la que ronde
si no creyera en lo que esconde
hacerse hermano de la vida.
Si no creyera en quien me escucha
si no creeyera en lo que duele
si no creyera en lo que queda
si no creyera en lo que lucha.
Que cosa fuera...


y cómo no

MÉTODOS DE LA UNIVERSIDAD DE VALENCIA:

He leído una noticia en la página de la Universidad. Como desconocía quien era Mahmud Darwix, he tenido la brillante idea de buscarlo en Wikipedia.
Como se puede comprobar no he sido el primero.
La noticia está publicada en la siguiente página( http://www.uv.es/~webuv/noticies/noticia.php?idnoticia=8942 ) y ahora copio INTEGRAMENTE su contenido para marcar aquello que está literalmente contenido en wikipedia.
No sé que opinión les merecerá a ustedes el que la universidad recurra a dicho sistema...
El Rector Peset presenta hui un llibre del poeta palestí Mahmud Darwix
La sala de la Muralla del Col·legi major Rector Peset acull hui dimecres (19:30 hores) la presentació del llibre de poemes de Mahmud Darwix, ‘Como la flor del almendro y allende’, editat per Pre-Textos. També es preestrena la pel·lícula de Fermín Muguruza ‘Checkpoint Rock, canciones desde Palestina’. Hi intervindran Luz Gómez, traductora del llibre; l’editor, Manuel Ramírez; i el director de la pel·lícula, Fermín Muguruza. L’entrada és lliure.

L’editorial Pre-textos acaba aquest que és l’últim llibre en vers que va escriure Darwix. En ‘Como la flor del almendro y allende’, Darwix incideix en la idea central de la seua concepció poètica: la universalitat de la poesia.
En el seu treball, Palestina es va convertir en una metàfora de la pèrdua de l’Edén, el naixement i la resurrecció, així com l'angoixa per la despulla i l'exili.

wikipedia:

En su trabajo, Palestina se convirtió en una metáfora de la pérdida del Edén, el nacimiento y la resurrección, así como la angustia por el despojo y el exhilio.


Mahmud Darwix era considerat el poeta nacional palestí i un dels més cèlebres literats àrabs contemporanis. Nascut prop d'Acre el 13 març de 1941 va morir en Houston (Estats Units) el 9 d'agost del 2008.
Wikipedia:
Mahmud Darwix y en otros idiomas como Mahmoud Darwish o Mahmoud Darwich, era considerado el poeta nacional palestino y uno de los más célebres literatos árabes contemporáneos, nacido cerca de Acre el 13 marzo de 1941 y fallecido en Houston (Estados Unidos) el 9 de agosto de 2008.
Entre 1961 i 1970 va ser arrestat en nombroses ocasions per les autoritats israelianes a causa dels seus escrits i de la seua activitat política contra l'ocupació de Palestina. Finalment va eixir del país cap a Moscou, des d'on aniria al Caire primer i després a Beirut. Allí ingressaria en l'Organització per a l'Alliberament de Palestina (OLP), i va treballar en les seues seccions d'investigació i publicacions.
Wikipedia:
Entre 1961 y 1970 fue arrestado en numerosas ocasiones por las autoridades israelíes a causa de sus escritos y de su actividad política contra la ocupación de Palestina. Finalmente, salió del país hacia Moscú, desde donde iría a El Cairo primero y luego a Beirut. Allí ingresaría en la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), trabajando en sus secciones de investigación y publicaciones.

En 2002, durant l'assetjament de l'Exèrcit israelià a la ciutat de Ramala, Darwix va rebre la visita d'una delegació del Parlament Internacional d'Escriptors, presidida per Russell Banks, i composta, entre altres, pels premis Nobel José Saramago i Wole Soyinka. El seu testimoni com a víctima lúcida dels conflictes del nostre temps ha sigut arreplegat per Jean-luc Godard en el film Notre musique (2004).
Wikipedia:
En 2002, durante el asedio del Ejército israelí a la ciudad de Ramala, Darwish recibió la visita de una delegación del Parlamento Internacional de Escritores, presidida por el novelista norteamericano Russell Banks y compuesta, entre otros, por los premios Nobel José Saramago y Wole Soyinka.
Igualmente, su testimonio como víctima lúcida de los conflictos de nuestro tiempo ha sido recogido por
Jean-Luc Godard en el film Notre musique (2004).

La pel·lícula “Checkpoint Rock, canciones desde Palestina”, dirigida per Fermín Muguruza i Javier Corcuera, i rodada a Israel, Gaza i Cisjordània, s'acosta a Palestina a través de les diverses músiques que sorgixen d'allí hui en dia.

domingo, 4 de octubre de 2009

Sinfonia Nº9 en do menor, op. 125 coral - molto vivace






Según wikipedia sobre esta fantástica creación:


El 7 de mayo de 1824, diez años después de la Octava Sinfonía, Beethoven da a conocer al mundo su Novena Sinfonía, en re menor, posteriormente conocida como “Sinfonía Coral”. La presentación tiene lugar en el Teatro de la Corte Imperial de Viena, abarrotado de celebridades, aristócratas, nobleza y sangre real. Nadie quiere perderse el estreno de la esperada sinfonía y de la que se presume que sea la última aparición pública del genio alemán, como efectivamente así fue: en los tres años siguientes, se recluyó en casa aquejado de diversas enfermedades que lo postraron hasta su muerte. Beethoven sube a la tarima de espaldas al público, y no se da la vuelta ni aún finalizado el recital. Su sordera es total, no oye absolutamente nada de lo que ha creado. Cuando la sinfonía concluye, el teatro estalla en aplausos, y una solista ha de alzar el brazo del maestro y girarlo para que vea, entre lágrimas, como todo el público puesto en pie lo homenajea enardecido, en lo que es un triunfo musical.




martes, 29 de septiembre de 2009

El príncipe Osman


He leído que ha fallecido el príncipe Ertugrul Osman.
En Turquía se le conocía como "el último otomano" y de haberse mantenido el imperio otomano habría sido sultán. Era el último nieto con vida de Abdul-Hamid II que gobernó desde 1876 a 1909.
Osman nació en Estambul, pero cuando aconteció la revuelta de Atatürk que expulsó a su familia, él contaba con 12 años y estaba estudiando en suiza. Posteriormente se trasladaría a un apartamento de Nueva York, donde viviría 60 años.
No regresó a su país hasta iniciados los 90, cuando recibió una invitación del gobierno turco. En su primera visita acudió al palacio del Dolmabahce, donde había jugado de pequeño, y lo visitó en compañía de otros turistas, como uno más.
Era un hombre modesto, y evitaba que se le tratara como un miembro de la realeza pese a que pudo haber sido su Alteza Imperial el Príncipe Shehzade Ertugrul Osman Effendi y dominar un imperio que se extendía por Europa, África y Medio Oriente.
También era práctico y realista, y cuando le interrogaban acerca de la restauración del imperio, afirmaba que no tenía ningún deseo, que la democracia funcionaba en Turquía.
Se consideraba ciudadano del imperio otomano, y por eso se negó a contar con pasaporte de otro país, hasta que a raiz de los atentados del 11s tuvo que recurrir a uno entregado por las autoridades turcas.
Su esposa, Zeynep, pariente del último rey de Afganistán todavía vive.

Su funeral se ha celebrado, inusualmente, en la mezquita de Sultanahmet, donde asistieron varios ministros turcos, autoridades de la ciudad de Estambul, entre una multitud de 5.000 personas que abarrotaba el templo.
Todos los miembros del gobierno destacaron su apoyo a la República, su bondad, modestia y falta de ambición.
El consejo de ministros autorizó que se le diera sepultura junto a su abuelo el sultán Abdul-Hamid II.



Lionel Neykov

Fue la canción del sorteo de navidad, creo que del año pasado, pero la he vuelto a encontrar ahora perdida por mi ordenador:



Your eyes have more power than vampires
You bit my mouth and then left me
On the floor shivering and aching for more

Your smile is more dangerous than reptiles
You shot your poison in my skin
And now I cant get you out of my mind

[Chorus:]
Help me babe, I got a hole in my heart
My head is spinning I feel so high
Release me darling from this pain in my side
And please, freeze my senses with your kiss

Your lips more addictive than sugar sticks
Make me dizzy and so light I could fly
I think my brain has melted down

[Chorus]

So there, now that you know
That I care for you, yeah
Be fair cos I'm a fool in despair
And you got your hands round my neck

[Chorus 2x]

Your eyes have more power than vampires
You bit my mouth and then left me
On the floor shivering and aching for more

Your smile is more dangerous than reptiles
You shot your poison in my skin
And now I cant get you out of my mind

[Chorus:]
Help me babe, I got a hole in my heart
My head is spinning I feel so high
Release me darling from this pain in my side
And please, freeze my senses with your kiss

Your lips more addictive than sugar sticks
Make me dizzy and so light I could fly
I think my brain has melted down

[Chorus]

So there, now that you know
That I care for you, yeah
Be fair cos I'm a fool in despair
And you got your hands round my neck

[Chorus]

jueves, 24 de septiembre de 2009

joaquin murat, un traidor sin suerte.

De hijo de posadero francés a rey de Nápoles, que se dice pronto. Se destacó en la campaña de Egipto, y con Napoleón salió de allí en la fragata Muiron. Tomó el palacio de Saint Cloud, que era la sede de la Asamblea por orden de Napoleón, y proclamado el consulado fue comandante de la Guardia Consular.

Se casó con Carolina, la peor hermana de Napoleón, lo que le valió ser diputado y gobernador de París.

Con la proclamación del Imperio, Murat pasa a ser mariscal y gran almirante del Imperio. Vence en Ulm a los austriacos, en Austerlitz a los rusos, y destruyó en Jena a todo el ejército prusiano enviándole una nota a Napoleón en la que anunciaba que "se detenía el combate por falta de combatientes". Obtuvo como recompensa el ducado de Berg.
Participó también en la batalla de Eylau, y fue quien ordenó que se dispara contra la multitud en la plaza del palacio real de Madrid, desencadenando el levantamiento del dos de mayo. Ordenó que las tropas tomaran la ciudad y dio instrucciones para un castigo ejemplarizante los días dos y tres de mayo.


Desde Madrid se postula como candidato, ni más ni menos, que a rey de España. Pero Napoleón le consuela dándole el reino de Nápoles.

Napoleón le reclama para la campaña de Rusia, pero como las cosas no van bien, Murat discute con él y le abandona, marchándose a Nápoles de nuevo. Temiendo que Napoleón va a ser derrotado comienza a negociar con los británicos por su cuenta. Cuando el emperador vence sorpresivamente en Lützen, Murat, temiéndole, deja las negociaciones a cargo de su esposa, y corre a reunirse con él.



Napoleón le exige reincorporarse a su cargo en la campaña de Alemania, pero es derrotado en Leipzig. Huye de nuevo a Nápoles, pero ahora negocia con los austriacos. Éstos le obligan a declararle la guerra a Francia a cambio de mantenerle en el trono, y Murat, no lo duda.

Cuando Napoleón escapa y establece el imperio de los cien días, Murat se aterroriza porque lo cree invencible, traiciona por su cuenta y riesgo a los austriacos y les declara la guerra.

Estos le vencen en la batalla de Tolentino, dejándole materialmente sin soldados.

Abdica y escapa a Francia con su esposa. ¿A quién acude? A Napoleón, que le recibe en las Tullerías.

El emperador le recrimina sus traiciones, y ahora por su incapacidad le ha privado además de un ejército en Italia. Lejos de amilanarse, Murat le espeta que no puede permitirse el lujo de despedirle porque le necesita. Airado, Napoleón, le borra de la lista de mariscales y lo hecha de allí, advirtiéndole que le conserva los bienes y la vida por consideración a su hermana.

Tras Waterloo, Carolina y Murat no pueden esperar clemencia de nadie, así que intentan reconquistar Nápoles. Allí Murat es apresado, condenado a muerte, y fusilado.

curso nuevo


Arranca de nuevo el curso, y aparecen todas esas intenciones buenas típicas de un momento así. Intentas creer que esta vez conseguirás llevarlas a cabo, y te matriculas de bastantes más asignaturas de las que aprobaste el año pasado, con fe en que este curso te esforzarás más y todo saldrá bien.

Esta primera semana empiezo a entrar en contacto con mi nuevo horario, y compruebo que me equivoqué en un par de grupos. Tengo hasta el día 15 de octubre para gestionar cambios de grupo en la matrícula, y como esta es la primera semana y la facultad está abarrotada de estudiantes todavía (muchos van perdiendo fuelle según pasan los días), y los alumnos de los primeros cursos colapsan la secretaría he pensado esperarme un poco para no perder allí una mañana.

Pero entonces empiezan a llegarte historias de compañeros que sí que han pasado por secretaría ya. Allí te atienden principalmente mujeres, pero de una raza extraordinaria: son funcionarias. No tengo quejas por lo general, pero hay un caso concreto de una chica que como trabajadora del Estado no tiene precio. Todo el que le toca sale escaldado, principalmente porque es maleducada, grosera, impertinente y arrogante. He tenido algún conflicto con ella en el pasado, y es bastante famosa entre los estudiantes por las broncas que suele generar. Esta primera semana debe andar estresada con tanto trabajo, y ya me han contado algunas de sus nuevas hazañas con estudiantes novatos.

Me gustaría recordar a todos los funcionarios desde aquí, no ya que son trabajadores al servicio de la gente y todo eso... sino algo más elemental: que tengan paciencia y que traten con corrección a la gente. ¡Sean educados por favor! Gracias!

martes, 22 de septiembre de 2009

malditos bastardos

El otro día fui al estreno del nuevo film de Quentin Tarantino, malditos bastardos. Los actores están muy bien en sus papeles, en especial Waltz como coronel nazi, salvo Pitt, que nunca me gusta porque para mí, es totalmente inexpresivo.
La película es 100% Tarantino, y dicho eso ya sabes a que te puedes enfrentar. Lo que más me gustó fueron algunos planos, y algunas canciones. El argumento en sí me pareció bastante absurdo. Mi padre, que dio la casualidad que también fue a verla a otro cine, la definió después como "charlotada", y aunque es cierto que mi padre no siempre se ha destacado por fijarse en los detalles, me parece una descripción hasta cierto punto justa.
Es 100% Tarantino, y es 100% estadounidense, es decir, violenta, sangrienta, injusta históricamente, y, para variar, se emplea el tópico de judío perseguido.
Merece la pena si te gusta Tarantino, por lo demás, ni me divirtió, ni me aportó nada.




pd. daniel brühl está en todas partes?? Muy bueno también.



sábado, 19 de septiembre de 2009

el judío de Shanghai


A cambio los japonenes recibirían los bienes que se incautaran a los detenidos. el gobernador militar de Shanghai congregó entonces a los principales líderes de la comunidad hebrea, a quienes preguntó la razón por la cual los alemanes sentían tanto odio hacia ellos. El rabí Simon Kalish le dijo al traductor: "Di al gobernador que los alemanes nos odian porque somos orientales". La respuesta de Kalish provocó una leve sonrisa en el militar japonés, que tenía fama de hombre serio.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

El Profeta, de Jalil Gibran.


Y al entrar en la ciudad salieron todos a su encuentro y lo llamaban gritando con una sola voz.
Y se acercaron los ancianos de la ciudad y le dijeron:
No nos dejes todavía.
Has sido un mediodía en nuestro anochecer, y tu juventud nos ha dado sueños que soñar.
No eres extranjero entre nosotros, ni tampoco huésped, sino hijo nuestro y amadísimo.
Que todavía no sufran hambre de tu rostro nuestros ojos.

Y los sacedotes y sacedotisas le dijeron:
Que las olas del mar no se interpongan entre nosotros en este momento, ni se transformen en recuerdo los años que has pasado entre nosotros.
Como espíritu has caminado entre nosotros, y tu sombra ha sido una luz sobre nuestros rostros.
Mucho te hemos amado, pero nuestro amor no se traducía en palabras, de velos estaba velado.
Y sin embargo ahora se lamenta a gritos y se levanta para que tú lo veas.
Y siempre ha ocurrido que el amor no conoce su propia profundidad hasta que llega el momento de la separación.



jueves, 10 de septiembre de 2009

Sobre cambios generacionales.


Dicen que hay cosas pocas cosas peores que citar un libro que no se ha leido. Yo me leí la trilogía de "el juez de Egipto" hace bastante tiempo, y aunque he olvidado casi toda la historia, guardo un buen recuerdo.
Abrí el otro día el libro por casualidad, y el primer capítulo comenzaba con una cita del papiro de Ipuur, que narra una leyenda historica sobre la caída del Imperio Antiguo. No he leído el papiro, sólo la cita de El juez de Egipto de Jacq:

Ved, ha sucedido lo que los ancestros habían predicho: ha proliferado el crimen, la violencia ha invadido los corazones, la desgracia atraviesa el país, corre la sangre, el ladrón se enriquece, se han apagado las sonrisas, los secretos han sido divulgados, los árboles han sido arrancados, la pirámide ha sido violada, el mundo ha caído tan bajo que unos cuantos insensatos se han apoderado de la realeza y los jueces han sido expulsados.
Pero recuerda el respeto a la Regla, de la justa sucesión de días, del feliz tiempo en que los hombres construían pirámides y hacían florecer vergeles para los dioses, de aquel tiempo bendito en que una sencilla estera satisfacía las necesidades de todos y los hacía felices.



domingo, 30 de agosto de 2009

Marie-Anne Charlotte Corday

Cuesta reconocerla, pero no es difícil. Una mujer, un mapa de Francia, y un muerto en la bañera. Él lleva un puñal en el pecho, y paños en la cabeza.

Sí, es Marat.

Pero me interesa más ella. Se llamaba Charlotte Corday.
Era hija de una familia de provincias, tras la muerte temprana de su madre fue enviada a estudiar al monasterio de Caen. El monasterio fue clausurado cuando ella tenía 19 años por un decreto de los revolucionarios que habían alcanzado el poder. Una tía la acogió en Caen.
Charlotte entró en contacto con las ideas revolucionarias, y simpatizó con los girondinos, más moderados que los jacobinos.
Sin embargo, en París triunfaron los jacobinos y se estableció la tiranía del terror, con persecuciones y ejecuciones numerosísimas alentadas por el ciudadano Marat.

En esa época, ella mantenía contacto con los fugitivos y los proscritos girondinos, y con ellos planeó su viaje a París.

Una vez allí buscó a Marat, pero por sus problemas de salud él no aparecía ya por la Convención. Acudió a su propia casa con la siguiente nota:

Llego de Caen, su amor por la patria me hace suponer que tendrá a bien conocer los desafortunados acontecimientos de esta parte de la República. Me presentaré en su casa dentro de una hora, tenga la bondad de recibirme y de concederme unos momentos para entrevistarnos. Le mostraré la posibilidad de prestar un gran servicio a Francia.

Él no contestó, ella insistió de nuevo:

Le he escrito esta mañana, Marat; ¿ha recibido mi carta? No puedo creerlo, se me niega su puerta. Espero que mañana me conceda una entrevista. Se lo repito, llego de Caen, tengo que revelarles los secretos más importantes para la salud de la República. Además se me persigue por la causa de la libertad. Soy desafortunada, basta que lo sea con tener derecho a su patriotismo.


Como él tampoco contestó, Charlotte se plantó en su casa sin haber sido invitada e intentó colarse dentro. La portera de Marat la detuvo, y ambas discutieron organizando una buena escandalera. Marat lo escuchó desde el piso superior y le dijo a la portera que dejara subir a aquella chica.




Desde siempre me impresionó el cuadro de Marat muerto.

Sólo con verlo me parecía un asesinato vil e injusto.

Marat parecía ser un buen tipo, y además su asesina lo había sorprendido tomando un baño.

Pero Marat no era tan bueno. Como elogio, mejor precisarlo, tras su muerte dijo de él la República:

Como Jesús, Marat amó ardientemente al pueblo y nada más que a él. Como Jesús, Marat odió a los reyes, los nobles, los sacerdotes, los ricos, a los mediocres, y, como Jesús, no dejó de combatir estas pestes de la sociedad.

Según la versión que dio Charlotte en los interrogatorios posteriores, y, como no podía ser menos, antes de que la guillotinaran, en un primer momento ella había delatado los nombres de algunos girondinos para ganarse la confianza de Marat. Éste los apuntó en un papel y exlamó: ¡antes de ocho días ya habrán sido guillotinados!. Eso le dio fuerzas para lanzarse sobre él y hundirle en el pecho el cuchillo, que sacó en el mismo impulso.

Él le dijo en su último suspiro: ¡ay, mi querida amiga!



David lo retrató de forma brillante, con unos objetivos claros, que consiguió conmigo también. Alentar el culto de la memoria de Marat, hacerle figurar como una víctima inocente, como un hombre noble e indefenso, virtuoso, casi heroico.

Desmontemos un poco esa leyenda.

Marat tomaba baños constantemente, pasando el día de la cama a la bañera, porque parecía una erupción cutánea que sólo aliviaba con baños de agua caliente. Fue una de las razones por las que dejó de acudir a la Convención. David nos dibuja a un Marat de aspecto saludable y de piel sana, con un curioso turbante. Ese turbante eran paños bañados en vinagre que también le aliviaban. No vemos por ningún lado en ese cuadro a un hombre enfermo, ni ningún rasgo que pueda provocar desagrado.

El fondo tiene eliminada toda decoración. Sólo un fondo oscuro, casi negro, que nos pretende dar muestras de una pretendida sobriedad y austeridad por parte de Marat. Una falta de interés por las cosas vulgares que lo sitúan en un marco intemporal de dignidad y rectitud. Es un hombre que vive del espíritu, no de elementos superfluos.

Para mejores vistas, David pone un billete en la caja que le sirve de mesa a Marat. Debajo de él una nota que honra a este señor:

Entregué este billete a la madre de cinco hijos cuyo marido ha muerto por defender la patria.

¡Qué buen corazón debió tener Marat!

En la mano tiene la carta en la que se lee:

El 13 de julio de 1793. Marie-Anne Charlotte Corday al ciudadano Marat. Es suficiente que me sienta tan desdichada para tener derecho a vuestra benevolencia.

como referencia a la carta que tenía Charlotte.

Los paños blancos manchados de sangre, que aportan la dignidad de un romano asesinado injustamente, la nobleza de los colores de la madera de la caja y del paño verde, todo conjugado con un rostro sereno, como si perteneciera a un hombre que se ha dejado ir, que ha recibido con serenidad a la muerte pese a haber sido asesinado de forma traidora.

El paño de la izquierda está remendado, y es que había que incidir en la nobleza y la cercanía al pueblo de un hombre como Marat.

Su postura es prácticamente la de un descendimiento, que es lo que pretende evocar sin que nos demos cuenta, para que asociemos los sentimientos de respeto que nos provoca uno, al otro. Su cuerpo está caído, con el brazo hacia el suelo, pero que todavía sostiene la pluma, porque Marat fue un tipo culto y trabajador hasta el final, que escribía en el periódico El amigo del pueblo, que apasionaba a las clases más bajas. Su cabeza, también como la de un Jesús, está ladeada con abandono.
Y en el suelo, ¡ay Charlotte, criminal!, el arma del delito.

Y para concluir, una dedicatoria sentimental: A MARAT, David. Así queda perfilada perfectamente una genial arma de propaganda.